BOLPROS un mecanismo transparente de alto impacto en el ROE privado y rentabilidad social del gasto público

Mauricio Campos Huezo

Catedrático de postgrados Universidad Dr. José Matías Delgado

En estos tiempos, en que los ahorros y maximizar los recursos son una prioridad, la existencia de un mecanismo transparente, rápido, diligente y económico, como la Bolsa de Productos y Servicios de El Salvador –BOLPROS-, permite a las grandes corporaciones, empresas e instituciones, mejorar los tiempos de entrega y maximizar su capital de trabajo, ya que los ahorros que implica una operación en competencia, con varios proveedores en un mercado virtual de subastas electrónicas, permite compensar cualquier mecanismo de plazo de pago a proveedores.

shutterstock_29389627_NARANJA

Sí por ejemplo, realizo compra de inventarios, bienes muebles o servicios, por $100 mil, considerando una media histórica de ahorro de un 15%, implicaría que la corporación se ahorra $15 mil, que de no realizar esta operación y seguir el mecanismo tradicional de hasta 90 días de pago a proveedores, a una tasa de interés del 4%, implicaría un rendimiento menor a mil dólares, comparando ambas opciones, el mecanismo de la Bolsa es una gran ventaja empresarial, mejorando el retorno al capital – «Return on Equity-ROE»- de los accionistas, además de generar mayor transparencia en sus departamentos de compras, menos costos de supervisión, fortalece el Código de Ética de las empresas, reduce el riesgo operativo y reputacional, ayuda a posicionar la imagen empresarial e institucional en la sociedad, incidiendo en el «market share».

Pero también, lleva consigo el fomento a una Política de Responsabilidad Social Empresarial, con los micros, pequeñas y medianas empresas, que ven fortalecidos sus capitales de trabajo con un pronto pago, mayor rotación de inventarios y mejores expectativas de crecimiento, es un mecanismo que crea una red social empresarial, contribuyendo al «business networking».

Este mecanismo, es una realidad en el país, con la existencia de BOLPROS, una Bolsa regulada y supervisada por la Superintendencia del Sistema Financiero, con procedimientos y normativas aprobadas por el Banco Central de Reserva, donde los participantes pueden ver a tiempo real los eventos de los cierres de operaciones de compra-venta, desde papelería hasta donde la imaginación y necesidad empresarial lo requiere.

Este mecanismo potencia la rentabilidad social del gasto público, permitiendo a instituciones del sector público a tener ahorros significativos entre el 10% y 30%  según cifras de BOLPROS, mejorando en algunos casos, un mayor impacto social del gasto público, como los 50 mil productores adicionales en el 2013 en relación al año anterior en el programa de fertilizantes y el programa de alimentación escolar, con procesos agiles y eficientes en los procesos de compra hasta de 15 días en la entrega del producto.

Dentro del ciclo, se contempla las evidencias de calidad y atributos del producto. El sector público aprovecha esta figura que está contemplado en su «Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública, LACAP», como un mecanismo expedito, rápido y transparente.

Esta Bolsa de Productos y Servicios  regulados y supervisados, con varios puestos de bolsa profesionalizados, es un modelo similar a cualquier bolsa bursátil en la región, en materia de apego a las regulaciones, con tiempos que deben ser respetados, y procedimientos auditables que aseguran la transparencia de las operaciones.

Este mercado virtual electrónico que también tiene su coro a viva voz como opción de contingencia, es un claro mecanismo de transparencia, responsabilidad social empresarial, de generación de valor a la empresa, fomenta la cadena de valor, eficiencia en el gasto operativo por menores costos de transacción, minimiza los riesgos operativos y de reputación entre otros, en fin un variopinto de beneficios, que al final redunda en la rentabilidad del capital o la rentabilidad social del gasto público, yendo más allá en la búsqueda de un beneficio económico, pues fomenta también empleo y valor agregado en el crecimiento económico, pilares de la estabilidad social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *